miércoles, 14 de marzo de 2007

Partido de Quejicas Vocingleros (PQV)

El Partido de Quejicas Vocingleros fue fundado recientemente por su segura servidora para englobar a todas las personas que tenemos algo de qué quejarnos. Viviendo en un país como éste, donde la ignorancia, la desidia y la decadencia (deberíamos organizarles su partido, me cae) son el pan nuestro de cada día, la queja viene de propina. Como dije antes, existen dos alas en este partido: los moderados y los extremistas. Hoy describiré a la persona que hemos designado como presidenta del ala extremista. Comencemos con una definición:

Se define al Quejica como aquella persona que se queja con frecuencia o exageradamente.
(Esto es, la persona que no tiene nada más que decir que puras quejas sobre todo y sobre todos.)

Todos conocemos personas así: el primer comentario que escuchamos de sus bocas es algo negativo, ya sea el clima, el tránsito o la condición en que se encuentran. Un simple "¿Cómo estás?" puede convertirnos en escuchas forzosos de todo un rosario de miserias. Cierto es que todos queremos compartir con un oído semi amistoso las pequeñas molestias del diario devenir, pero cuando te topas con alguien como "La Señora" (para proteger la intimidad de las personas se han suprimido los nombres, je, je), realmente te dan ganas de tronarte dos cuetes en las orejas para no volverla a escuchar jamás.


La Señora llegó a esta oficina contratada a través de otra empresa (¡ah!, el maldito outsourcing!) para auxiliar con la limpieza de la oficina por las tardes. Y dado el grado de relajación con que se trabaja aquí, pos como que agarró confianza. Ahora, nadie sabe cómo batearla cuando se acerca a los escritorios a contarnos con lujo de detalles todas las penalidades por las que pasa la pobrecita mártir.


Fue elegida para la presidencia de los extremistas por su innegable capacidad de convertir un simple comentario casual en un motivo para quejarse. Su probada habilidad para encontrarle un problema a cada solución ha apurado la paciencia del más santo en esta oficina y su profesional técnica para no asumir su parte de la responsabilidad en la solución de los problemas y permanecer en el mismo círculo vicioso la han impulsado meteóricamente como ejemplo preclaro del Quejica Vocinglero.

¿Y por qué Vocinglero? Porque no hay nada más delicioso para este tipo de personas que quejarse, y quejarse en voz alta. En realidad, que alguien de hecho les escuche les resulta intrascendente; lo que quieren es el público. No importa si, para hacer evidente tu intención de ignorarlos, tienes los ojos y la atención puesta en tu libro o tu monitor: ellos seguirán hablando y hablando y hablando. No importa tampoco que tu respuesta a su incesante bordoneo de mosca sea un aburrido "ajá" o una propuesta de solución: seguirán clavados declamando su rollo hasta que logres desaparecérteles de enfrente o algo más requiera su atención.

Gracias a Dios, La Señora solo viene por las tardes, que si tuviera que aguantarla todo el día, ya me hubiera arrojado por una ventana.

3 comentarios:

Axel dijo...

Me quejo sobre el precio de avión para México !!!!

The Usual Stuff dijo...

Gracias por tu visita. Los boletos sí están muy caros. Podrías arreglar una reservación cruzada. Esto es, que alguien realice la reservación aquí, para que tú puedas recoger tu boleto en tu país. Avísame si quieres más info. al respecto. ¡Salud!

EL PACO dijo...

JAJAJJAJA TIENES TODA LA RAZON LO MAS RICO ES ESCUCHAR A LA GENTE QUEJARSE EN VOZ ALTA.. COMO CUANDO ESTA LA FILA LARGUISIMA EN EL BANCO Y DERREPENTE UNA PERSONA SE QUIERE COLAR... TODOS SE ENOJAN... LLEGA EL GERENTE DEL BANCO.... LE PIDE MUY AMABLEMENTE SE FORME HASTA ATRAS Y ESE SUJETO.. TIENE EL VALOR DE DECIR ... "PUES , AVER SI PONEN MAS GENTE A ATENDER QUE MIRE COMO ESTAMOS TODOS. ESPERANDO " EL RIJOSO SE QUEJA........ SE ENOJA..... SIN SENTIDO Y DESPUES DE HABER QUERIDO ACTUAR DE MANERA INPROPIA... MALDITASEA YO AMO A MEXICO..... TE LO JURO...