martes, 3 de abril de 2007

La Risa en Vacaciones... en la Ciudad de México

Las vacaciones de semana santa se asocian con dos cosas: tiempo fuera de casa con la familia y los Springbreakers gabachos que vienen a ponerse como discípulos de Baco durante cinco días y a enseñar tetas y traseros en los noticiarios a nivel nacional.

Pero ahora hay una más: después de años de escuchar que los defeños haríamos "Acapulco en la azotea" por falta de fondos, el queridísmo Marcelo Ebrard ha decretado la creación de cuatro playas artificiales en la ciudad de México, a cargo del erario público (y si no es cierto, que me desmientan).

Cualquier persona con dos céntimos de sesos ha estado a punto de morir de risa con esta noticia. Marcelito no niega sus orígenes de partido y se dedica a proporcionar a su pueblo "juegos de circo". O sea, ¿quiénes creen ustedes que van a hacer uso de esas 'playas'? Pos la naquiza, hombre. Ya me puedo imaginar a toda la caterva de escuicles maleducados y mugrosos corriendo en "chones" (porque ni a traje de baño llegan) por todos lados, orinándose en las albercas, tirando basura por todos lados y molestándose los unos a los otros mientras los padres indulgentemente se desentienden de ellos. Argh! De sólo imaginarlo, náuseas me dan. (En resumen, ni de broma acercarse por ahí).

Por otra parte, nunca he extrañado más pertenecer al cuadro docente de una escuela. Después de toda la pérdida de tiempo de los festivalitos de primavera, los maestros reciben sus merecidísimas DOS SEMANAS de vacaciones CON GOCE DE SUELDO, mientras que en la empresa que yo laboro nos van a conceder DOS TRISTES DÍAS, y eso porque es de ley, que si no, ni eso. Y estamos perfectamente conscientes de que la próxima semana vamos a laborar horas extras, 'para desquitar', ya saben. Pero mi mareadito está peor; él trabaja en una empresa gringa, y NO VA A DESCANSAR. Se los pagan doble, de acuerdo con la ley mexicana, pero de todos modos es una ch***a, porque ni siquiera se puede tomar los días que descansan allá. O sea, como 'arbano judío', el pobre.

Lo único bueno es que la ciudad permanece muy tranquila, sin embotellamientos y con pocos usuarios en el transporte público. Lo malo es que resulta un triunfo espartano encontrar un taxi para llegar al trabajo a las 7 de la mañana. ¡Todos están arrojando blanquillos! Ja, ja, ja.

2 comentarios:

°~ El HéRoE D´Sta PeLíCuLa ~° dijo...

Estimada Stuff... realmente cuando escuche eso en las noticias me pareció de risa. Hasta lo que sé, es que solo han abierto una en Villa Olimpica de las 4 prometidas, y hoy vi el recuento de los daños. Parecía aquello como si hubiera pasado Wylma por el sur de la ciudad nuevamente. Era de esperar que la "raza" se iba a dejar sentir en esos lugares y pues si, asi fue. Por otro lado me uno a este lamentable hecho de trabajar, porque alguien lo tiene que hacer, estos dias santos...pero mejor porque si nos quedamos en casa es más aburrido, ya que , por lo menos acá, queda muerto como vil pueblo en domingo. Pero hay un Dios!!! jajajaja

The Usual Stuff dijo...

heroe: gracias por el comentario. Efectivamente, hubo "caldo de naco" para aventar pa'rriba. Suerte que por lo menos tu chamba es interesante. Mi oficina estuvo muerta el miércoles. Por eso todos los jefes se fueron temprano, pero los esclavos nos tuvimos que quedar a guardar el fuerte hasta las 6.